Rehabilitación protésica


Reemplazamiento de los dientes perdidos

Existen numerosos problemas que derivan de la pérdida de dientes: además del componente estético, la ausencia de dientes compromete a la masticación. Para evitarlo, es muy importante reponer los dientes perdidos mediante prótesis fijas o removibles.

La pérdida puede producirse debido a grandes caries, enfermedades periodontales o traumatismos. Los dientes adyacentes a la pérdida sufren desplazamientos y se sobrecargan; soportando todas las fuerzas de la masticación y pudiendo llegar a fracturarse.

Prótesis removibles
Son dispositivos realizados a medida de cada paciente, que pueden sustentarse sobre los dientes naturales remanentes o sobre implantes.
El paciente es capaz de retirarla para dormir, y así poder limpiarla minuciosamente.

Prótesis fijas
Este tipo de prótesis nos permite reponer piezas individuales (mediante coronas o “fundas”) o múltiples (mediante puentes). Los puentes permiten reponer dientes ausentes de forma fija, mediante el tallado de dientes contiguos o la colocación de implantes.
Se fabrican a medida en el laboratorio y el paciente no puede retirarlas por sí mismo.